REFUERZO MUSCULAR POST LESIÓN

El músculo representa el 40% del peso corporal y en ocasiones, en el deportista un porcentaje superior. Es el motor del movimiento, regulador de la temperatura corporal y por lo tanto quien más actúa en la ejecución de los movimientos y prácticas deportivas.

Estas reflexiones ponen en evidencia la importancia de la lesión muscular. La lesión muscular necesita ser tratada con competencia y corrección. El error de diagnóstico y terapéutico plantea con frecuencia importantes problemas por ello se debe tratar con cautela y profesionalidad.

Cada vez hay mas estudios que hacer referencia a las lesiones musculares. Se afirma habitualmente que el 75% de las lesiones del deporte son inocentes y transcurren sin consecuencias. No obstante, un 3 al 10% son graves y pueden incluso dejar una incapacidad absoluta para el deporte (Heipertz1). La ruptura muscular se produce en la masa muscular en el 85% de los casos y también en la unión del músculo y tendón (Mazorra2).

Es rara la aparición de una ruptura total que requiera un tratamiento quirúrgico. Lo frecuente es que existan rupturas de menor intensidad producidas casi siempre al comienzo de la actividad deportiva (Durey & Boeda3).

La mayor parte de las lesiones musculares se localizan en los miembros inferiores con predilección por los isquiotibiales, lo que parece indicar que existe un serio compromiso en relación al cuádriceps (Benassy4).

La ruptura fibrilar en el músculo se origina con mayor frecuencia que la tendinosa. Esto último se da más en personas de edad y por encima de los 40 años. cuádriceps (Benassy4).

refuerzo muscular despues de una lesion

Conceptos

El concepto de lesión muscular se ampara en la benignidad y/o en la severidad lo que viene dado por el momento en que se inicia la actividad deportiva tras la lesión.

Se considera que es imprescindible clasificar con exactitud los distintos problemas que se dan a nivel muscular. El músculo es el protagonista de diferentes tipos de lesiones, entre ellas están la contusión, contractura, calambre, elongación, hematoma o bien ruptura fibrilar, ruptura muscular, hernia, sin olvidarnos de esa variada terminología que suponen las complicaciones como son los granulomas cicatriciales, las calcificaciones, quistes post-traumáticos, abscesos, miositis osificante…

I.CALAMBRRES – ESPASMOS MUSCULARES – CONTRACTURA
II. ELONGACION – DESGARRO – RUPTURA
III. CONTUSION – HAMATOMA – DISLACERACION – HERNIA
IV. GRANULOMA CICATRICIAL – MIOFIBRROSIS – MIOSISTIS – ATROFIA

Clínica

Es fundamental en el diagnóstico la descripción del cómo se produjo el accidente; la inspección muscular es importante, aunque hay que tener en cuenta que si la lesión es intramuscular, profunda, el posible derrame se limita al interior del músculo y la reabsorción es larga, no encontrando signos externos; la palpación tiene gran importancia, lo mismo que la movilización pasiva, los estiramientos que no deben producir excesivo dolor, así como la movilización activa y el trabajo resistido.

Se ha de valorar desde el punto de vista clínico si el traumatismo ha sido interno, externo, débil o violento; qué tipo de dolor refiere la persona; si se ha producido de inmediato, tardío, progresivo, cuantificando si es débil, medio o intenso; se ha de valorar la inspección lo mismo que la palpación; la impotencia hay que cuantificarla, expresando en posible o imposible en cuanto a los movimientos pasivos, activos y resistidos. Nuestro trabajo consiste en valorar en que estadio se encuentra la persona. Algunas de las lesiones mas comunes son:

A. Contusión

Una simple contusión, aunque sea mínima produce dolor local; la marcha es normal, sin embargo es difícil la flexión forzada de la extremidad si el golpe se ha producido a nivel del recto anterior del cuádriceps; la importancia de este tipo de lesión se juzga a partir de la impotencia funcional; con la imposibilidad de flexionarse, de situarse en cuclillas, de subir una escalera.

refuerzo muscular post lesion
Se constata que una contusión se ha curado cuando se restaura la acción total de movimiento, no hay dolor y la fuerza del músculo afecto es idéntica a la de la otra extremidad.

B. Elongación

La elongación es una lesión muscular que se presenta por un estiramiento anormal del músculo. La elongación muscular es una lesión que  consiste en micro desgarros de las fibras musculares que se produce  por solicitarlas al límite de sus posibilidades de estiramiento. Los siguientes grados de este tipo de lesión son una distensión o rotura muscular parcial y total. La elongación está muy relacionada con la elasticidad muscular pues, a mayor elasticidad, menor resistencia existe ante el movimiento y menor posibilidad de sufrir la lesión.

C. Contractura

La contractura puede traducir una asfixia muscular localizada.

Duele una parte o la totalidad de un músculo, incluso en reposo, contráctil en la palpación, con dolor al estiramiento, siendo mayor al actuar en contracción contra resistencia.

Se habla de contractura cuando aparece una molestia muscular desagradable como una disfunción motora y dolor a la palpación. Más bien es un problema de sobrecarga por el entrenamiento y/o competición.

D. Calambre

Zuber en 1879 definió al calambre como una contracción dolorosa, involuntaria y pasajera de ciertos fascículos musculares asociados de un músculo o ciertas fibras. Existe un sufrimiento muscular por déficit circulatorio dándose el espasmo de un pequeÑo fascículo y una fatiga acumulada. Provoca impotencia funcional inmediata. Dolor que permanece en reposo, a la contracción, al estiramiento y a la palpación.

Se origina por un trabajo excesivo del músculo con un déficit de oxigeno, produciéndose demasiado ácido láctico y ácido intrafibrilar, lo que perturba los cambios iónicos de membrana. Esto se agrava por la continua acción del esfuerzo, y se instala un círculo vicioso, ya que se impide por la contracción la llegada del aporte sanguíneo y oxígeno que elimine el ácido láctico.

refuerzo muscular para recuperarte de una lesion
E. Ruptura fibrilar

La circunstancia de aparición es idéntica tanto si se trata de un desgarro moderado o de una ruptura parcial del músculo. En una competición y/o entrenamiento, en una prueba de velocidad, en un salto, en un chut. El deportista se detiene repentinamente a causa de un dolor violento a veces sincopal, persiste en el reposo y rápidamente se convierte en una molestia sorda, punzante, con una gran impotencia funcional, a veces total.

F. La ruptura muscular

Es el caso más grave, el espasmo muscular agudo.

En la ruptura muscular de aparición reciente el cuadro clínico está dominado por el dolor, el chasquido característico, el hachazo inicial, la retracción del cuerpo carnoso del músculo que ha sufrido la ruptura, produciéndose una verdadera hernia muscular por encima del hacha. La impotencia funcional es instantánea, duradera, impide todo esfuerzo.

Quizás sean demasiados términos para una misma o parecida lesión. El problema está en hacer ver al paciente cual es el diagnóstico exacto y que no son iguales todas las lesiones musculares y por lo tanto los tratamientos y el pronóstico. Es fundamental hacer un refuerzo y readaptación del músculo en diferentes escenarios simulando las actividades futuras para así volver a la actividad lo antes posible.

Referencias

1.Heipertz W: Medicina del deporte. Barcelona: Edit. Labor, 1968.

2.Mazorra R: Ruptura de miofibrillas. Tratamiento y complicaciones. Ap Med Dep 1969;6:69-73.

3.Durey A, Boeda A. Medicine du football. Paris: Edit. Masson, 1978.

4.Benassy J. Traumatología deportiva. Paris: Edit. Toray-Masson, 1978.

5.Feldman. Aspectos médicos del fútbol. Buenos Aires: Edit. Panamericana, 1978.

6.Ulmeanu FL: Medicina de la cultura física. Mexico: Edit. Méjico, 1969.

7.Gonzalez Iturri JJ. Diagnóstico diferencial de las lesiones musculares. Dolor & Inflamación 1992;5:9-15.

8.Gonzalez Iturri JJ, Stuyck J, SaÑudo I: Lesiones musculares en el deporte: diagnóstico y tratamiento. Rehabilitación 1983;17:181-202.

9.Gonzalez Iturri JJ. La contractura muscular. Encuentros médicos 1991: 29-30.

10.Louviere R: Histo-pathologie de la lesion musculaire du sportif. Régénération du muscle strié. L.M.M. Medicine du Sud-Est. T. XXIV. Mayo 1988.

11.Zuinen C, Sitraux P, Fose E, Carlier L: La pathologie musculaire. J Traumatol Sport 1984;1:38-44.

12.Benezis CH, Gonzalez Iturri JJ. Los accidentes musculares. Correlaciones ecoclínicas. Archivos de Medicina del Deporte 1995;12:387-393.