Después de las vacaciones, toca retomar las riendas de nuestra alimentación y empezar de nuevo a cuidarnos, comer bien y entrenar. Es normal que en vacaciones uno se relaje y coma mas de lo que necesita, aun haciendo la mitad de ejercicio que de lo habitual, y más  sea comida chatarra, fritos, cerveza, helados,…No te desesperes, empieza por llenar el carro de la comprar con alimentos saludables.

La alimentación es uno de los pilares básicos de nuestra salud y comienza en el momento de la compra. Decidir qué alimentos, cómo adquirirlos y en qué cantidades es imprescindible para llevar a cabo una alimentación sana y equilibrada.

Para hacer una compra saludable modificar la lista de la compra será fundamental para empezar a mejorar la alimentación. Hay que pensar que una dieta equilibrada empieza por realizar una compra saludable. Por eso, debes centrarte en los productos frescos y eliminar los alimentos procesados. Tu carro de la compra debe estar lleno de frutas, verduras, hortalizas, legumbres, carne, pescado y huevos (si lo consumes), frutos secos, lácteos… alimentos saludables y llenos de nutrientes.

Te aconsejo que hagas una lista de la compra cerrada, que solo contenga los alimentos que necesitas comprar, para eso debes de haber planificado tu menú semanal. Mejor  comprar con el estomago lleno, sin hambre. Así evitarás adquirir productos que no deben formar parte de tu despensa ni de tu nevera.

Que debemos de comprar?

✔️Frutas y verduras: son la base de tu alimentación saludable. Llena tu carro de color y variedad con frutas y hortalizas frescas y de temporada.
✔️Carne y pescado: limita el consumo de carne y derivados. Elige mejor carnes blancas y magras. La carne puede sustituirse por legumbres o huevos. El pescado azul y el blanco además de mariscos y crustáceos también son buena opción.
✔️Cereales y granos integrales: pásate a la pasta, el arroz y los cereales integrales (avena, quinoa, espelta, centeno, kamut… entre otros) Contienen mayor cantidad de fibra, que te saciará y regulará tu apetito.
✔️Aceite de oliva virgen extra: la opción más saludable es cocinar y aliñar los platos con aceite de oliva virgen. Un forma sencilla de controlar su cantidad es utilizando un pulverizador o una cuchara de café.
✔️Frutos secos: elige las variedades tostadas o crudas y sin sal, y consúmelas de forma moderada. ¡Sólo un puñadito al día!
✔️Legumbres: lentejas, garbanzos, judías, guisantes son gran fuente de proteínas y nutrientes.

Una vez hecha  la comprar de la despensa y la nevera, deshazte de los alimentos superfluos, solo te perjudican a ti y a tu familia,  e introduce nuevos alimentos saludables y ricos en nutrientes y vitaminas, son los que de verdad te van a nutrir y dar energía.

¿Qué eliminamos?

  1. Elimina las grasas trans o hidrogenadas incluidas en la bollería industrial, margarinas, fritos, repostería, chuchería, galletas, chocolate con leche.
  2. Elimina las harinas refinadas.
  3. Elimina azúcar, mermelada y edulcorantes como la sacarina.
  4. Elimina las salsas preparadas.
  5. Elimina los alimentos precocinados.
  6. Elimina los zumos, refrescos y alcohol.

¿Qué comemos?

  • Come alimentos frescos alejados de todo proceso industrial.
  • Incluye alimentos de gran valor nutricional que te proporcionen vitaminas, minerales y oligoelementos y te aporte energía.
  • Toma fruta y verdura de temporada cada día.
  • Introduce cereales integrales enteros como el arroz integral, quinoa, mijo, trigo sarraceno, cebada,…
  • Aumenta la ingesta de legumbres, 2 veces a la semanas.
  • Incrementa el consumo de alimentos ricos en omega 3: aceite de lino, nueces, caballa, arenque, sardinas, anchoas, anguila, salmón salvaje.
  • Bebe mínimo 2l de agua al día.